¿Estás pensando en viajar a Indonesia? En ese caso, nuestra recomendación es que cuentes con una buena lista de cosas que ver y hacer para que disfrutes al máximo el viaje y tengas un recuerdo espectacular para el resto de tu vida. Sigue leyendo, y te damos las mejores ideas al respecto.

Contenidos

¿Qué ver en Indonesia?

Indonesia es uno de los países más completos que hay en todo el mundo. Es por ello que puede satisfacer perfectamente los intereses de aquellos viajeros más “culturetas”, aquellos más “naturalistas”, aquellos más “mochileros” y aquellos más “ociosos”.

Podemos tratar de pintar un cuadro de Indonesia en tu imaginación a través de la siguiente secuencia de palabras: Selvas, arrecifes de coral, orangutanes, arrozales, volcanes, tribus salvajes, trekking, templos milenarios…

En fin, un entorno digno de una novela de viajes y aventuras. Algunos de los principales destinos dentro de Indonesia son Bali, Java, Borneo, Yakarta o Denpasar, pero cada pequeño rincón de este país guarda un universo de cosas por descubrir.

Por supuesto, para elegir qué tipo de viaje hacer y qué visitar, deberás tener en cuenta el número de días que vas a tener disponibles. Nosotros hemos hecho una selección de tres itinerarios para los tipos de viaje más habituales: 10, 15 y 20 días.

chica indonesia

Así, si vas a viajar por ese periodo de tiempo, puedes seguir nuestras recomendaciones y exprimir al máximo este espectacular país en el tiempo del que dispones. Eso sí, ten en cuenta que Indonesia tiene más de 17.000 islas, por lo que no se puede ver todo en tan pocos días.

 

¿Qué ver en Indonesia en 10 días?

En primer lugar, vamos a ver una recomendación para 10 días. Y, en general, cuando se viaja tan poco tiempo a Indonesia, lo más recomendable es visitar Bali en profundidad, y dejar otras ciudades para un siguiente viaje. Así que… Este es nuestro itinerario recomendado:

Día 1 – Ubud:

Ubud es una ciudad muy tranquila, por lo que es un lugar fantástico para pasar el primer día. Aquí podrás encontrar diferentes tiendas de artesanía para comprar los regalos y recuerdos que necesites. Si buscas sencillez y tranquilidad, este es el mejor lugar para empezar tu viaje a Bali (y a Indonesia). En el primer día, te recomiendo, simplemente, habituarte al clima y estilo de vida del nuevo país.

Día 2 – Ubud:

En el segundo día, una vez ya te hayas aclimatado a la ciudad, lo más recomendable es que visites los arrozales y el templo de Gunung Kawi.

Es probable que aquí te salga todo un poco más caro que en las siguientes ciudades. Es normal, porque hay menos competencia. Por ejemplo, no hay puestos callejeros para comprar comida. El hotel que recomendamos para Ubud es este.

Día 3 – Padangbai:

Este pequeño pueblo no es demasiado turístico, por lo que es una muy buena opción para aquellos viajeros que quieran disfrutar de un viaje un poco distinto al que hace la mayoría de gente. Es un lugar fantástico para disfrutar de la naturaleza, especialmente en la playa White, que está un tanto escondida entre las rocas y apenas tiene turistas. Te recomendamos este hotel.

Día 4 – Tulamben:

En Tulamben está el barco Liberta, que es uno de los mejores lugares de Bali para bucear (aunque si lo que buscas es fauna marina, hay otros lugares mejores). En general, Tulamben y Amed son ciudades bastante rurales, aunque también hay bastantes hoteles (precisamente, para que los turistas puedan conocer este estilo de vida rural). Por nuestra parte, para alojarte en Tulamben recomendamos este hotel.

Día 5 – Tirta Gangga:

Un lugar fantástico para relajarse. No tiene demasiada actividad, pero puedes encontrar el templo Agua del Ganges, que se puede visitar gratuitamente y en el que te puedes bañar si lo deseas. Como decimos, no hay mucho más que hacer aquí, por lo que puedes elegir entre ir directamente a la siguiente ciudad, o aprovechar y descansar allí. En el caso de que decidas hacer noche en Tirta Gangga, este es el mejor hotel para hacerlo.

Día 6 – Lago Batur:

Si haces el camino de Tirta Gangga al Lago Batur, puedes optar por parar un momento en el templo Pura Besakih, que es muy grande y está repleto de escaleras (por lo que necesitarás haber desayunado fuerte). Necesitarás un par de horas para recorrerlo entero, por lo que acabarás llegando al Lago Batur por la tarde. Puedes alojarte aquí durante un par de noches.

Día 7 – Lago Batur:

Una vez te levantes en el Lago Batur, puedes optar por visitar el Cementerio Trunyan por la mañana y, por la tarde, prepararte para una sesión de trekking y subir al volcán Batur.

Día 8 – Tanah Lot:

Si visitas Bali, es obligatorio visitar Tanah Lot, y, la verdad, consideramos que es un error no hacerlo. Se trata de un templo precioso y que, aunque está masificado, bien merece la pena la visita. Eso sí, por nuestra parte, recomendamos hacerlo al atardecer. En ese momento, la visión del templo es espectacular. Nuestro hotel recomendado es este.

Un truco que poca gente conoce es que, en el interior del recinto, hay diferentes hoteles y hostales. Puedes alojarte en uno de ellos y, por la mañana, bien temprano, justo antes del amanecer, puedes salir a pasear por el recinto. En ese momento solo habrá locales y no habrán llegado aún los turistas.

Día 9 – Kuta:

Seguramente sea la ciudad más conocida de Bali, y también es la más fiestera. No es que la ciudad tenga especial encanto por sí misma, pero es de los mejores lugares para interactuar con la gente joven del país. Además, esta ciudad tiene unas olas muy tranquilitas y continuas, lo que hace que sea un lugar perfecto para iniciarse en el surf. Aquí tienes nuestro hotel recomendado.

Día 10 – Kuta:

El último día puedes dedicarlo a descansar, y, después, ir directamente al aeropuerto, que está muy cerquita de allí. Si lo deseas y tienes tiempo, puedes seguir con tu viaje en Denpasar, aprovechando que la estación de autobuses está a menos de 30 kilómetros.

 

¿Qué ver en Indonesia en 15 días?

Ahora, pasemos a ver la mejor opción para pasar 15 días en Indonesia y exprimirlos al máximo. En esta ocasión, podemos visitar algo más que Bali, aunque, lógicamente, esto implica que las visitas serán un poco más superficiales:

viajar a indonesia

Día 1 – Yakarta – Pankalan bun:

Tras llegar a Yakarta, se puede tomar un vuelo interno hasta Pangkalan Bung. En este primer día es una buena idea adentrarse en la selva, a través del río Sekonyer. Puedes visitar Tanjung Harapan, también, y el centro de rehabilitación de orangutanes. También se puede visitar el Parque Nacional de Tanjung Puting, realizando la visita en klotok (barco de madera típico).

Día 2 – Borneo – Tanjung Puting – Pondok Tanguy – Camp Leakey:

Este segundo día puede aprovecharse para completar las visitas que no se pudieran hacer el día anterior. En caso de haberlas completado, se puede visitar el Centro de Interpretación de la bióloga Biruté Galdikas en Camp Leakey.

Día 3 Borneo – Semarang – Yogykarta:

Día de viaje entre la vuelta de las visitas del día anterior y el vuelo hacia el nuevo destino, Yogykarta. Recomendamos descansar para el día siguiente o, como mucho, salir a conocer un poco la ciudad sin mucha más pretensión.

Día 4 – Borobudur y Prambanan:

Borobudur es el monumento budista más grande del mundo, por lo que se trata de una visita imprescindible. Es un santuario de peregrinaje del siglo VIII y está declarado Parimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por la tarde se puede aprovechar para visitar los templos hinduistas de Pambanan, que datan del siglo IX.

Día 5 – Pueblo tradicional y Yogyakarta:

En el quino día, se puede aprovechar para visitar algún pueblo tradicional de Java. Se puede hacer esto por la mañana y aprovechar la tarde para visitar la ciudad, descubriendo los puntos más importantes, como el Palacio del Sultán o el Castillo de Agua.

Día 6 – Yogyakarta – Volcán Bromo:

Cuando se llegue a Surabaya desde Yogyakarta, se puede tomar el camino hacia Bromo, un volcán realmente espectacular, con un ecosistema a su alrededor ligeramente distinto al que habréis visto hasta ese momento. Recomendamos que este día sea de relajación y descanso, aprovechando lo espectacular del lugar.

Día 7 – Volcán Bromo – Monte Ijen:

Tras el día de descanso y relajación en Bromo, podéis visitar el Parque Nacional del Monte Penenjakan, a más de 2700 metros de altura. Es un lugar espectacular para ver el amanecer, por lo que conviene hacer esta visita temprano. Si se desea, se puede descender al cráter del monte Bromo y hacer parte del camino a caballo.

Día 8 – Monte Ijen – Bali:

En el octavo día podéis madrugar (madrugar mucho) y hacer una caminata por la ladera del Monte Ijen. Allí no solo podréis disfrutar por el paisaje del lugar, sino por el trabajo de los lugareños, que descienden al volcán para extraer azufre de su interior. Por la tarde, recomendamos coger un ferry para dirigirse a Bali.

Día 9 – Ruta Ubud – Templo de la Purificación:

Por la mañana puede ser buena idea salir en dirección a Ubud. Por el camino, se puede parar en Tegalalang, con sus espectaculares terrazas de campos de arroz. Después, se puede llegar a las tumbas de Gunung Kawi, con uno de los monumentos más antiguos e interesantes de Bali. Por último, se puede visitar Tirta Empul.

Día 10 – Ruta por Bali:

El décimo día puede ser un buen día para visitar los diferentes lugares de Bali, conociendo sus parajes naturales y el estilo de vida propio del lugar (así como la cultura típica de allí). Es recomendable unirse a algún tour por la isla o contratar a algún guía privado para que nos enseñen todo. Algunos lugares de interés son el Templo Ulun Danu Bratan o el Mercado Tradicional de Frutas y verduras de Bedugul.

Día 11 – Kintamani – Ubud:

En este día se puede disfrutar de la isla de Bali mediante una ruta en bicicleta. Son más de 30 kilómetros donde la mayor parte de la ruta es descenso, por lo que el cansancio es mínimo. Por supuesto, te sirve para conocerlo toda la isla con mayor profundidad y de una forma mucho más cercana.

Día 12 – Gili Island – Gili Air:

En el duodécimo día es una buena idea visitar las Gili Islands, que son tres islas paradisíacas que pertenecen a Lombok. Para los amantes del esnórquel y el submarinismo, este es el mejor lugar. Podrás disfrutar de los arrecifes y de las tortugas marinas, entre otros muchos elementos de la flora y fauna marina.

Día 13 – Gili Air:

En el día 13 lo mejor que se puede hacer es descansar y disfrutar de la vida aldeana tranquila y pacífica del lugar. Se puede repetir el día de buceo o hacer algunas excursiones adicionales, pero, en general, un poco de descanso y contacto con los lugareños son la mejor opción.

Día 14 – Gili Air – Sur Bali:

En el penúltimo día, por la mañana es buena idea hacer el viaje hacia Sur Bali para poder descansar por la tarde y divertirse un poco por la ciudad. No hay mucho más que hacer.

Día 15 – Vuelta:

En el último día, dependiendo de la hora de salida del avión, se puede ir directamente al aeropuerto o ir a hacer algunas compras de recuerdos antes de eso.

 

¿Qué ver en Indonesia en 20 días?

Y, para terminar, veamos cuáles son las mejores opciones para pasar 20 días (bueno, 22, en realidad) en Indonesia. En este caso, visitaremos bastantes lugares aparte de Bali, y lo haremos con algo más de profundidad que en el caso anterior:

viajar a indonesia

Día 1 – Yakarta:

El primero es el día de la llegada a Yakarta. Este primer día lo mejor que se puede hacer es dedicarlo a terminar de planificar todo el viaje, habituarse a la gente de Indonesia y conocer un poco la ciudad.

Día 2 – Vuelo a Borneo y visita a Tajung Puting:

En el segundo día se puede salir en dirección a Borneo, concretamente a Pangkalan Bun. Una vez allí, se puede hacer una emocionante visita por el Parque Nacional de Tajung Puting, navegando en klotok. Es una actividad muy especial porque, por lo general, se puede entrar en contacto con orangutanes. Se puede dormir en el propio klotok.

Día 3 – Parque Nacional Tanjung Puting:

Tras el desayuno, es buena idea visitar los centros de recuperación de orangutanes. Están en la misma selva del día anterior, y es una oportunidad extra para poder disfrutar de estos divertidos animales si no se pudieron ver el día anterior. También es buen momento para visitar Camp Leakey y caminar por la selva. Por la tarde, se tomará el camino de vuelta por el mismo río.

Día 4 – Yogyakarta:

El cuarto día es un día de viajes, porque habrá que volar desde Borneo hasta Semarang, y, desde allí, a Yogyakarta. Se trata de un viaje que dura tres horas y media, más o menos. Si se tiene tiempo, se puede visitar el Volcán Merapi o el pueblo de Candirejo (dejando la opción que no se elija para el día siguiente).

Día 5 – Visita a Borobudur:

Lo mejor que se puede hacer cuando se está en Yogyakarta es madrugar y visitar los templos de Borobudur. ¿Por qué madrugar? Porque ver el amanecer en estos templos es algo espectacular. Como dato, señalar que son templos de los siglos VIII y IX.

Por la tarde, se puede visitar el pueblo de Candirejo y pasear en un carro de caballos (o el volcán, dependiendo de la elección del día anterior). Por la tarde, se puede visitar el Templo de Prambanan, uno de los más grandes de Java. Se recomienda terminar el viaje en el Templo Ratu Boko, desde donde podrás disfrutar de un atardecer espectacular.

Día 6 – Kotagede:

En el sexto día se puede aprovechar y visitar Kotagede. Kotagede se conoce popularmente como la Ciudad de Plata, y fue la capital del antiguo Reino de Mataram. También fue el motor económico y cultural de Java. Visitar todo lo que ofrece esta ciudad puede llevar perfectamente todo el día, por lo que es recomendable alquilar una bicicleta.

Día 7 – Vuelo a Bali:

En el séptimo día, después de desayunar, deberíais tomar el vuelo a Bali, y, desde allí, trasladaros a Ubud. Cuando lleguéis, podéis comer y, después, dar una vuelta por la ciudad para empezar a conocerla. Merece la pena presenciar el Melukat, un ritual de limpieza simbólica que se lleva a cabo por los hindúes del lugar. También se puede aprovechar y visitar los arrozales de Tegallalang.

Día 8 – Kintamani:

Al día siguiente se puede visitar alguna casa balinesa típica, y se puede hacer un recorrido por los pueblos costeros tradicionales del lugar. Por ejemplo, se puede visitar Mas o Sukawati.

Tras esto, se puede iniciar el viaje hacia Gunung Kawi y Tirta Empul, donde se encuentran los manantiales sagrados. Después, al llegar a Kintamani, se puede visitar el Templo Ulun Danu Batur. También es un buen lugar desde donde salir para visitar el volcán Batur.

Día 9 – Secretos de Bali:

Conviene dedicar un día (y el noveno es uno tan bueno como cualquier otro) para visitar algunas zonas más escondidas y menos frecuentadas de Bali. Así, se pueden descubrir espectaculares templos, riachuelos, cascadas y cataratas. También templos como el Tirta Kuning, menos masificados que otros más turísticos. Un día un tanto más complicado que los demás, pero que, sin duda, merece mucho la pena.

Día 10 – Traslado a Rantepao:

Por la mañana convendría salir en dirección al aeropuerto y tomar un vuelo hasta Makassar. Desde allí, podéis iniciar el camino hacia Rantepao. Se trata de un viaje largo, de ocho horas, por lo que no hay muchas más actividades que hacer. Eso sí, durante el viaje, se podrá disfrutar de la presencia de gran cantidad de arrozales y casas sobre pilotes de los Bugis.

Día 11 – Tana Toraja:

Tana Toraja es una zona con un paisaje espectacular. Además, su cultura local es única y muy activa, por lo que podrás descubrir una gran cantidad de cosas sorprendentes. Y es que, en esta zona, todavía se mantiene una religión animista llamada Aluk Todolo.

En Tana Toraja hay una gran cantidad de lugares de interés que visitar, como, por ejemplo, Lemo (tumbas en acantilados), Suaya (tumbas reales del séptimo rey), Sanggala (el árbol de los bebés muertos), y muchos otros lugares mágicos.

Por la tarde, se puede recorrer Rantepao y visitar Lokomata, lugar en el que hay construcciones megalíticas que servían como tumbas.

Día 12 – Makassar y Bali:

Otro día de viaje, con más de ocho horas de trayecto desde Rantepao hasta Makassar. Ya en Makassar se cogerá el vuelo para ir hacia la Isla de Bali, llegando, finalmente, a Denpasar. Finalmente, recomendamos descansar en Sanur, un lugar muy tranquilo y con playa, al sur de la isla.

Día 13 – Sanur:

Por la mañana se puede disfrutar de tiempo libre y visitar el lugar. Por la tarde, lo más recomendable es tomar una lancha rápida y salir en dirección a la Isla de Penida.

Allí encontraréis un entorno bastante desconocido, con territorios vírgenes y playas espectaculares. Una isla que pocos itinerarios turísticos incorporan y que es maravillosa (quizá, precisamente por eso, porque no está llena de turistas).

Día 14 – Nusa Penida:

Desde Sanur os podéis trasladar a Nusa Penida. Aquí hay varios lugares espectaculares, y, precisamente por contar con tantos lugares interesantes, conviene dedicarle un par de días a la visita. En el primero, podéis dedicaros a buscar y visitar las playas y templos escondidos.

Día 15 – Nusa Penida:

En el segundo día, se puede aprovechar para visitar la zona oeste de la isla, donde hay lagunas formadas por el agua del mar y la diferente orografía que forman las rocas. Es un entorno increíble donde, además, se puede aprovechar para hacer esnórquel (aunque el simple hecho de disfrutar del paisaje ya hace que merezca la pena).

Día 16 – Sanur:

Al día siguiente, desde Nusa Penida se volverá a salir en dirección a Sanur. En esta ocasión, será un día libre para que podáis entreteneros como consideréis oportuno y para que podáis relajaros cómodamente en la playa sin mayores complicaciones.

Día 17 – Isla de Gili Asahan:

Tras el día en Sanur, puedes aprovechar para salir en dirección a Gili Gede desde el puerto de Semarang. Se trata de una travesía de un par de horas, por lo que tendrás toda la tarde libre para disfrutar de esta espectacular isla (de nuevo, repleta de playas paradisíacas).

Día 18 – Gili Asahan / Trawangan:

Gili Asahan te permite disfrutar de un espectacular paisaje y de sentirte en el interior de la naturaleza más salvaje, pero, a la vez, disfrutar de un lugar acogedor donde dormir y una buena gastronomía. Además, con playas espectaculares. Por tanto, lo mejor que puedes hacer en este día es relajarte y disfrutar.

Día 19 – Gili Asahan / Trawangan:

En el segundo día en Gili Asahan, lo mejor que puedes hacer es subir a la cima de la isla, desde donde se puede disfrutar de una vista espectacular de la bahía al completo. También puedes aprovechar para hacer esnórquel y descubrir toda la flora y fauna submarina del lugar.

Día 20– Gili Asahan / Trawangan:

Un el tercer día en este lugar, se puede aprovechar para hacer recorridos en bote por las islas cercanas, aunque también puede ser una buena idea (sobre todo si viajas en pareja) adentrarse en el mar en uno de los botes y disfrutar del atardecer desde allí.

Día 21 – Vuelta a Bali:

Tras lo anterior, lo mejor es volver a Bali, puesto que es desde allí desde donde se tomará el vuelo para volver al día a día. Sin embargo, te queda todo el día para poder volver a visitar algún lugar que te gustase especialmente o comprar algún souvenir.

Día 22 – Vuelta:

Último día. Si no has tenido ocasión de comprar ningún souvenir ni regalo para familiares y amigos, puedes aprovechar y hacerlo en este último día… ¡A no ser que tengas el vuelo por la mañana!

Como puedes ver, esta guía turística para viajar a Indonesia es de las más completas de toda la red, por lo que, si quieres disfrutar de un viaje espectacular y digno de quedar grabado en el recuerdo, te recomendamos que sigas nuestras recomendaciones. ¡Seguro que lo disfrutarás!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies